Vie d'Anne-Madeleine Rémuzat, en espagnol.

Publié le par Anne-Madeleine Remuzat

Venerable Ana Magdalena Rémuzat

(1696-1730)

 

Mensajera del Amor misericordioso

Apóstol del culto del Sagrado Corazón

Religiosa del primer monasterio de la Visitación de Santa María de Marsella

 

---

La sierva de Dios

Ana Magdalena Rémuzat

 

Hermana Ana Magdalena Rémuzat, nacida en Marsella el 29 de noviembre de 1696, en el seno de una familia muy piadosa, fue bautizada el mismo día en la iglesia de los Accoules. Manifestó muy pronto su deseo de ser religiosa. Después de una primera oposición por parte de sus padres, ante su insistencia, en 1705 la llevan por un tiempo al segundo monasterio de la Visitación, fundado en 1652 en la calle Bernard-du-Bois, donde se encontraba ya una parienta. Magdalena hace allí la primera comunión el año siguiente y se ve colmada de favores espirituales. En 1708, Cristo la llama a una mayor fidelidad y después le pide, según el lenguaje de la época, que sea su “víctima”, es decir, su mensajera, su enviada. Comienza un primer período de renuncias y de mortificaciones. Jesús se le aparece con frecuencia, conversa con ella y, sin embargo, conoce la prueba y la noche del espíritu. En 1709, en una visita de su padre al monasterio, la niña le pide volver con su familia.

Durante dos años se pone bajo la dirección espiritual del Padre Claudio Francisco Milley, S.J. y toma parte activa en las diversas obras de caridad de la ciudad de Marsella y de Auriol. Su vocación religiosa se afirma al contacto con los enfermos y los pobres a los que visita a menudo.

Entra como postulante en el primer monasterio de la Visitación de Marsella, el 2 de octubre de 1711. En este Monasterio, llamado de las Grandes Maries, situado detrás del barrio de la Vieille Charité, y fundado en 1623, había desde 1691 un oratorio dedicado al Corazón de Jesús, reemplazado en 1696 por una capilla. El 14 de enero de 1712 recibe el hábito de novicia durante la ceremonia presidida por Mons. de Belsunce, que la da el nombre de Ana Magdalena. El 14 de agosto siguiente entra en el monasterio su hermana Ana, que tres meses más tarde vestirá el hábito, con el nombre de Ana Victoria (†1760).

Ana Magdalena pronuncia sus votos perpetuos el 23 de enero de 1713. El 17 de octubre de 1713, aniversario de la muerte de Santa Margarita María de Alacoque, en Paray-le-Monial, Cristo le confía la misión de trabajar por la gloria de su Corazón. Comienza entonces para ella una época de sufrimientos, pero también de consuelos espirituales en la oración. Apóstol y víctima, es también mediadora que intercede por la salvación de los pecadores. Son numerosas las personas que vienen a consultarla al locutorio del monasterio. En 1716, ve durante un éxtasis a la Santísima Trinidad. Seguirán numerosas visiones y diálogos con Jesucristo. El año siguiente, animada en su proyecto por Mons. de Belsunce, redacta los estatutos de la Asociación de la Adoración perpetua del Sagrado Corazón de nuestro Señor Jesucristo. El 30 de marzo de 1718, con aprobación del Obispo de Marsella, se imprimen los reglamentos y ejercicios y la Asociación ve la luz en el mes de abril. Rápidamente las inscripciones se cuentan por millares, y gran  número de monasterios de la Visitación erigen la Asociación en sus iglesias. Este mismo año, cuando las doctrinas jansenistas se propagan con fuerza en Marsella, durante las Cuarenta Horas que preceden a la Cuaresma, Cristo se aparece milagrosamente en el Santísimo Sacramento expuesto en la iglesia de los Padres Franciscanos de la Observancia, llamados los Cordeliers, ante la multitud recogida en oración.

Ana Magdalena Rémuzat ha sido advertida sobrenaturalmente de este suceso, así como de un castigo que sobrevendrá si la ciudad no se acoge a la Misericordia del Señor. Confía este mensaje a su director espiritual, P. Milley, quien se lo transmite a Mons. de Belsunce. En mayo de 1719, la nueva superiora del monasterio, Madre Francisca Benigna d’Orlyé de Saint-Innocent (†1738) nombra a Hna. Ana Magdalena celadora de la comunidad. Sus sufrimientos se acentúan y ya no la abandonarán. Pasa noches enteras en oración ante el Sagrario.

En julio de 1720 se declara la peste en Marsella. En octubre, mientras está en adoración, Jesucristo le hace entender que gracias a esta plaga, se instituirá una fiesta en honor de su Sagrado Corazón, y unos días más tarde le precisa las condiciones necesarias. El mensaje se transmite enseguida a Mons. de Belsunce que el 22 de ese mismo mes publica una ordenanza, mediante la que establece la fiesta del Sagrado Corazón en su diócesis, y el 1 de noviembre siguiente es el primero en el mundo en consagrar solemnemente la ciudad y la diócesis al Sagrado Corazón de Jesús.

La peste, que parecía haber terminado, reaparece en 1722, y sólo desaparece definitivamente cuando las autoridades de la ciudad, llamados los Echevins, hacen el voto de participar todos los años en esa fiesta. El P. Milley se entrega activamente a la atención de los apestados y muere víctima de la epidemia. Siguiendo el consejo de Mons. de Belsunce, Hna. Ana Magdalena comienza una correspondencia epistolar con el Padre Girard, que se encarga de su dirección en adelante. Durante su retiro de 1723, se ve favorecida por una nueva visión de la Santísima Trinidad. En 1724 recibe los estigmas de la Pasión, pero pide que las señales permanezcan invisibles.

En mayo de 1725, la Madre Nogaret (†1731), anterior superiora, reemplaza a la Madre de Saint-Innocent. Hna. Ana Magdalena prosigue su apostolado con las personas cuyo estado de conciencia se le comunica por vía sobrenatural y con las cuales entra en contacto a través de algunos sacerdotes. Ora y sufre por los pecadores, como le propone el Señor, y continúa siendo favorecida por éxtasis y gracias espirituales. En mayo de 1728, la Madre Nogaret la nombra provisora del monasterio, tarea que desempeñará sin descanso.

Cae gravemente enferma a fines de enero y muere el 15 de febrero de 1730. Pide que se reciten a su lado las letanías del Sagrado Corazón que ella misma ha compuesto. Mons. de Belsunce procede a la inhumación en medio del pueblo de Marsella que repite sin cesar: “Ha muerto la Santa”. Se le atribuyeron después numerosos milagros. Es considerada como la sucesora de Santa Margarita María, llamada la apóstol y propagandista del Sagrado Corazón.

La Iglesia la ha declarado venerable, y su causa de beatificación se introdujo el 24 de diciembre de 1891; en 1921 se reabrió pero sin éxito. Por ello, el Jueves Santo, 9 de abril de 2009, Mons. Georges Pontier, arzobispo de Marsella, nombró a Mons. Jean-Pierre Ellul, rector de la basílica del Sagrado Corazón de Marsella, iglesia donde reposa su corazón, Postulador de la causa de canonización. Gracias a nuestras oraciones, esperamos que en los próximos años, y en perspectiva de Marsella, capital europea de la cultura, en 2013, se recuerde y mencione que la ciudad y la diócesis fueron las primeras en el mundo en consagrarse al Sagrado Corazón de Jesús.

Pidamos a la Sierva de Dios Ana Magdalena Rémuzat, para que nos acerque a Cristo, mediante la oración y la adoración eucarística, haciendo de nosotros testigos de su Misericordia.

J.P. Ellul

Imprimaatur, 09.04.2009

+ Georges Pontier, Arzobispo de Marsella

 

---

 

Oración

 

Señor Dios nuestro, te doy gracias por tu sierva Ana Magdalena Rémuzat.

Tú la escogiste para promover el culto del Sagrado Corazón de tu Hijo, y así, la diócesis y la ciudad de Marsella se consagraron a Él con motivo de la peste de 1720.

Tú la concediste la gracia de practicar las virtudes evangélicas en su vida de religiosa de la Visitación y hallar la alegría en el abandono a tu amor.

Tú la llamaste a hacer conocer mejor cómo se revelan la misericordia y la ternura de las Tres personas de la Trinidad en el Corazón Sagrado del Verbo Encarnado.

Tú la colmaste de tal forma de tu amor, que fue reconocida como signo vivo de tu bondad.

Dame la alegría de verla proclamada santa y dígnate, Señor, concederme por su intercesión, la gracia de … que imploro con confianza. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

 

Se pueden comunicar las gracias y favores al Postulador: Mons. J-P Ellul. 2bis, rue St Adrien. 13008 MARSEILLE

Publié dans Vie d'Anne-Madeleine

Commenter cet article

jesus Dávalos 17/08/2015 08:03

Hola saludos mi nombre es Jesús davalos soy seminarista de guadalajara quisiera pedír una reliquia ex ossibus de anne para veneración en el seminario contamos con una capilla de veneración de unas pocas reliquias gracias la dirección es la siguiente guadalajara Jalisco México código postal 44790 calle pitagoras 83 colonia Agustín yañez